Ir al contenido principal

Entradas

Devenir

Entradas recientes

Romper el hielo

Romper el hielo 
A dos años de acabar la segunda década del milenio, percibimos que nos toca transitar una época de deshielo.  Y nuestra tarea auto impuesta, casi sin pretenderlo, es el arduo trabajo pico en mano. Porque son nuestras manos, nuestros brazos, nuestras voces, nuestro caparazón experto, visible, controversial, los que se aprestan a la labor.
Abrirnos paso en la helada llanura de los conceptos establecidos conlleva una larga lista de situaciones no deseables. Cada vez que salimos a la calle hendimos con nuestro ser la superficie finamente pulida y endurecida por décadas, por siglos de acondicionamiento social.  Y con cara y cuerpo expuest@s recibimos los embates típicos de quienes se enfrentan a la adversidad. Nuestros picos rebotan sobre la rigidez de la superficie. Impenetrable. Dura. Congelada. Anquilosada a metros de profundidad en los oscuros estratos de antiguos mandatos inexorables.
Nos vemos en la obligación una y otra vez de explicar. De explicarnos. Como predicador@s de …

Replantearse el género...replantearse la existencia

Replantearse el género...replantearse la existencia
Tórrida tarde de verano y yo al abrigo del calor obsceno dentro del banco, en uno de esos asientos nuevos, modernos, coloridos y también incómodos, al amparo del aire acondicionado esperando mi turno ticket en mano, y leyendo la edición especial de enero de National Geographics, que pensé llevar en caso que hubiera que matar el tiempo.
La particularidad de la publicación es que en su totalidad aborda el tema de género. Un asunto en boga en estos últimos tiempos.  Hojeando vi el título de una nota: "Replantearse el género" e inmediatamente alce la vista para ver cuánto faltaba para que me atiendan cuando, como rayo, cruzo mi pensamiento la idea: "replantearse la existencia".  Y es eso, replantearse el género en definitiva no es otra cosa sino replantearse la existencia misma. Es reconfigurar el disco rígido interno, blanquearlo, formatearlo y comenzar de nuevo. De cero.  Y por qué no? 
Ante la amenaza de semejante dete…

Pasando la posta

Pasando la posta
Como en todo proyecto, el camino hacia la estructuración, o reestructuración personal, consta de una sucesión de etapas.
La semilla, escondida en los intrincados escondrijos de nuestra psique, a su tiempo va ampliando sus fronteras. Poco a poco.  Alimentada por esa sustancia, por ese jugo vital que la fortalece, la idea toma forma e identidad. Esa idea es única, es nuestra.  Y aunque las influencias de la cultura aporten, muchas veces de esa idea nos sentimos absolutamente propietarios. Tanto como nuestro propio ser, que se parece al ser ajeno, pero que a su vez es tan distinto.  Dicen que no hay un alma igual a la otra.  Y es cierto.  Así es como un día la idea saca una mano y se expresa con ella en la segunda dimensión, dibuja, escribe, nos cuenta. Y aunque creamos que ni siquiera dimos comienzo, ya estamos en ruta hace tiempo...
Otro día, el mundo bidimensional donde habita nuestro proyecto, se atreve a más. Que mejor ejemplo que el arquitecto. Ha ideado, ha ilustrado, y …

Una exquisita "melange"

Una exquisita melange
Si algo le debemos, quienes nos enrolamos en las filas del librepensamiento, a los señores Gates, Jobs y demás "popes" de la informática, sin duda es ese arsenal de medios de difusión, gracias a los cuales nuestras ideas se sirven como plato principal, en la mesa, o escritorio, de algún otro paladar apetitoso de libertades. Esas mentes subversivas. Atrevidas. Hijas de lo indecoroso, impúdicas...exquisitas.
Y ya que tanta red social, tanta comunicación a vuelo de zócalo no hace más que proveer la dosis diaria de Soma, los contracorrientes estamos de parabienes, camuflados entre blogs, publicaciones de "segmentos", vídeos y demás artilugios del "media business" donde nuestro vuelo, en contraposición, es como el del cóndor, alto...muy alto.
Y si hablamos de libertades, cabe recordar cuándo habrá sido la última vez que le preguntamos a la almohada si ya no estábamos grandes para tal o cual asunto.
Desde que al poeta se le ocurrió escribi…

Detrás de un gran hombre

Detrás de un gran hombre

Solo la intimidad de ese espacio, justo detrás de bambalinas, donde vive su realidad cada pareja, podría revelar la verdadera historia de los acontecimientos exitosos. 
Horas de estudio, horas de ensayo, horas y horas en esa región donde prueba y error van dando forma día tras día al objeto que se persigue y que esquivo, hace de la persistencia el más refinado de los atributos para quien, en su afán, no sesga su ímpetu de búsquedas. 
Las vidas de quienes hoy reconocemos como grandes hombres, en muchas ocasiones bajo el sino de jornadas regadas de desaciertos y sinsabores a diestra y siniestra, han concluido en logros.  Y al zambullirnos en sus biografías es que descubrimos, en muchos casos, que estos personajes célebres, jamás habrían podido figurar en las páginas de la historia de no haber sido por esas "socias" que, desde la trastienda, sostuvieron e impulsaron, gracias a ingentes dosis de fe, los sueños de aquellos. Y la salida a la luz de estas circu…

El Ser Femenino | Eva y sus herederas

El Ser Femenino | Eva y sus herederas
Si bien las cosas han cambiado un poco, en líneas generales los estereotipos en cuestiones de género siguen en auge. 
Las niñas llevan el pelo largo, lo adornan y lo arreglan, los niños No. Las niñas usan faldas, los niños No. Las niñas se visten de rosa, lila, fucsia o turquesa, pero los niños No. Las niñas aprenden a maquillarse y pintarse las uñas para así verse más bonitas, y los niños No. Las niñas juegan juegos de niñas porque los niños… juegan juegos de niños.
Y así crecen, se desarrollan, y conviven en el jardín de infantes, y luego en el cole, quedando bien claro que existen dos roles que al igual que dos líneas paralelas, no se juntan jamás! Este es el formato standard de la naturaleza para los científicos, y a su vez el formato, también standard, de los religiosos desde que Adán es Adán y Eva es Eva.  O, mejor dicho, desde que a Adán le fue dada Eva. Para que así pueda procrear, claro!  Sino cómo iba a hacer?!
Y de paso para que se encargue de lo…